Gestion de Calidad

La calidad es un aspecto importante en el proceso de producción y requiere cuidadosa atención. La gestión de calidad empieza con la compra de las materias primas que cumplan con las normas de calidad y continua hasta el empaque final del producto acabado. El mercado de exportación es muy atento a la calidad. Si los productos son mal hechos, los materiales son de baja calidad, o la calidad no es uniforme, los compradores estarán renuentes a hacer un pedido. Una vez que se haga un pedido, se necesita poner mucha atención en mantener la calidad esperada. Si un producto no se hace a las especificaciones correctas, llega dañado, o tiene un pobre trabajo artesanal, es improbable que el comprador vuelva a comprar otra vez.

La importancia de productos de buena calidad

El mercado artesanal internacional es muy competitivo. Los compradores tienen una gama tan amplia de productos de donde escoger, que la buena calidad hará la diferencia en su decisión de qué comprar. Los clientes también están acostumbrados a un alto nivel de calidad y devolverán productos que han comprado si sienten insatisfechos con el producto. Calidad puede significar diferentes cosas a diferentes personas, pero en el mercado de exportación los compradores prestan mucha atención a los detalles. Si usted observa a un cliente mirando productos en una tienda, examinará los pequeños detalles: inspeccionará la tela buscando defectos, examinará los cierres y broches para asegurar que funcionan correctamente, observará el interior y exterior del producto para asegurar  que todos los acabados están bien hechos.

El impacto de la mala calidad

Los costos de la mala calidad son altos. Envíos enteros de productos pueden ser rechazados porque se les fabricó incorrectamente. Estos errores son costosos para el artesano a varios niveles. Se podrá no pagar al artesano por estos productos, o los pagarán a un precio reducido, y el comprador puede perder la confianza en el artesano y decidir no volver a pedirle sus  productos. Por parte del comprador, puede perder miles de dólares en ventas si un producto llega incorrecto y su cliente final está insatisfecho. La mala calidad resulta entonces tanto en la perdida de pedidos así como la perdida de la reputación.

La importancia de productos de buena calidad Los riesgos de productos de mala calidad
-   Las personas quieren comprar los productos-   Los productos duran – no se rompen-  El cliente está satisfecho y comprará en el futuro, asegurando pedidos con regularidad.-   El cliente les dirá a sus amigos que compren el producto i.e. el mercadeo de publicidad boca-a-boca.

-   El mercado es más y más competitivo así que no podemos permitir que los clientes estén insatisfechos..

-   Perder clientes-   Los compradores dejan de comprar los productos-   Los compradores suspenden su orden-   Pérdida de dinero

-   Pérdida de la reputación

 

Tomado del Informe del Taller de la Gestión de Calidad, Asha Handicrafts, el 18 de junio del 2008

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 1,232 other followers

%d bloggers like this: